"Una vez fui al baño a cagar, me senté en el inodoro y sentí que mi mierda se metió a mi culo, no tenía cómo explicar eso entonces me levanté,¡y vi que era una rata que se había metido en mi ano! Exaltado, pujé con todo el poder de mis musculos anales y la rata salió disparada, fue como dar a luz para un hombre, entonces la agarré, la crié y la llamé “bobo, el escarba anos”. Luego de varios meses murió y estuve en una depresión tan grande que empece a tratar mal a las personas, insultar sin sentido, sin darme cuenta logré hacer que mi familia se separe y me quede solo de por vida, nunca más volví a ser feliz."